Entramos de lleno en la era de Acuario. La energía que impulsa esta era dorada es la del cambio de la dualidad a la unidad, abandonar el personaje humano para identificarnos con nuestra verdadera esencia.  La frecuencia de luz que entra nos ayuda a eliminar patrones limitantes, creencias obsoletas, comportamientos fijos y memorias de una vida bajo un sistema de control y castidad espiritual.

Es maravilloso poder experimentar este gran torrente de información luminosa que nos muestra la verdad. El ser humano esta preparado para este salto, se desprende de todo lo que ya no necesita y comienza andar por un sendero de amor, respeto, libertad y conocimiento de el mismo.

Tiempo para dejar atrás todo lo que coarta tu felicidad, de buscar un trabajo que te apasione, de disfrutar con tu entorno, expulsando relaciones toxicas, eliminar pensamientos de inseguridad, desconfianza, falta de merecimiento, autocritica e ignorancia.

Acerquémonos con alegría a dar la bienvenida a todo lo que esta llegando, tengamos gran apertura en nuestro corazón para permitir que esta poderosa energía de alta vibración nos impulse al despertar.

Atrevámonos a ser nosotros mismos en cada minuto de la vida y compartamos nuestra autenticidad con todo lo que nos rodea. Imagina un mundo de amor, libertad, alegría, donde los niños corran felices, los adultos tengan tiempo para disfrutar y amar. Un mundo donde reine la paz. ¿Lo crees? Lo creas

terapias pangea. com

A %d blogueros les gusta esto: